Trastornos de ansiedad (Crisis de ansiedad y Trastorno obsesivo compulsivo)

Los trastornos de ansiedad constituyen la causa más común de demanda de atención en salud mental. Cierto nivel de ansiedad en determinadas circunstancias no tiene porque constituir en sí un problema, pero en el caso de que la intensidad de los síntomas sea elevada y/o aparezca en situaciones donde no debería de hacerlo (ocasionando una repercusión en el estado físico/emocional de la persona ), entonces si hablaríamos de patología.
Los subtipos más importantes serían el trastorno de pánico (crisis de angustiao crisis de ansiedad), el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias, el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de estrés postraumático.
Las personas que sufren del trastorno de pánico tienen ataques de pánico recurrentes e inesperados que comienzan de forma brusca y que aumenta progresivamente su intensidad hasta llegar a un pico, normalmente en 15-30 minutos. Los ataques de pánico están caracterizados por síntomas físicos como palpitaciones, sudor, temblores, falta de aire, sensación de ahogo, dolor de pecho, náusea, mareo, desorientación, miedo a perder el control o a morir, adormecimiento, escalofrío y sofocos. Asimismo, los ataques de pánico normalmente vienen acompañados de una sensación de peligro inminente y del fuerte deseo de escapar. Pueden ser desencadenados por situaciones específicas o aparecer sin causa aparente.
Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada presentan ansiedad y preocupación excesivas en situaciones cotidianas, siendo frecuente el padecimiento de numerosos síntomas físicos.
Las fobias se caracterizan por un miedo exagerado, involuntario e irracional a situaciones o cosas en particular. Las más frecuentes son las específicas (p. ej. a volar, a las serpientes, ratas, sangre…). Otros tipos de fobias son la social (limitada a situaciones sociales) y la agorafobia (miedo intenso de quedar atrapados en lugares y situaciones o de no poder encontrar ayuda si tienen un ataque de ansiedad o pánico).
El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos o imágenes persistentes, intrusivos e inadecuados (obsesiones) y comportamientos repetitivos que la persona siente que debe hacer (compulsiones).
Por último el trastorno de estrés postraumático se diagnostica en aquellas personas que sufren o son testigos de una contecimiento trágico o violento (asalto, agresión, violación, desastres naturales, accidentes graves…). Las personas que sufren esta patología vuelven a vivir la experiencia traumática una y otra vez en la forma de pesadillas, alucinaciones o “flashbacks”; evitando todo aquello que esté asociado con el evento.

Mostrando todos los resultados (2)